Yo.0

Sebastián Moncada

Buscando la Hispanidad personal

Hispanidad personal
 
He ahí el Himno a la Raza Ibero Americana, de Vicente Nieto y José Mulet, con nombre, letra y partituras originales de 1919. Un tesoro rescatado del olvido como nueva contribución personal a la historiografía rosa de la Nación. Quién no quiere ser español después de esto, coño.
 
Os la dedico, amigos restantes; y se la dedico especialmente, en la conmemoración imperialista de la vieja Raza capitidisminuida -parezco un loco escribiendo, lo sé, lo sé, lo sé-, a los camaradas cuñados de izquierdas que convalecen estos días intoxicados de Podemos y ahí andan, o deambulan, en proceso de búsqueda de la Hispanidad personal; trastornados como Regan MacNeil pero sin voz cavernosa de demonio blasfemando, sino de arzobispo primado cantando a la lengua común, al azul del mar, al caminar del sol y a la unidad de destino, ora; ora de Javier Fernández llamando a amar al prójimo y a sus semejantes; entre delirios falangistas de grandezas conquistadoras; y visiones de Vizcarra, Maeztu y Gomá gloriándose en el evangelio de la lengua civilizadora de Cervantes, y al carajo si alguno no lo entendió a la primera.
 
Vizcarra, Maeztu y Gomá, por cierto y para más inri: dos vascos y un catalán que nos dejaron envuelto el regalito antes de querer pirarse.
 
Ea, camaradas: Viva España y que se nos empine el pollo de San Juan.
 
¡Neolatinos! ¡Que impere la raza
de Cervantes, de Cid y Colón!
Brille siempre radiante y hermoso
de sus ínclitos triunfos el Sol.
 
Con los lauros de Marte y Apolo,
nuestros padres tejieron la Historia.
En sus hojas deslumbra la gloria.
Cada línea es bellísima flor.
 
Eran ellos guerreros y sabios.
Ellos fueron titanes del Arte
y doquiera el ibero estandarte
con la raza en los siglos venció.
 
Sucesores de tanta grandeza,
defendemos la herencia preciada
del deber en la ruda jornada
con ahínco, constancia y valor
 
La Victoria está arriba ¡A la cumbre,
Paladines del Bien y el Derecho!
Con la Cruz redentora en el pecho
y en la diestra el nativo pendón.

 

 

Tags: Historia rosa, Hispanidad personal

ImprimirCorreo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2smodern

¡Esquirols o morir!

¡Que impere la Raza!