Yo.0

Miércoles, 18 Enero 2017 10:08

Servicios mínimos

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

El grabado, publicado originalmente en The Harper's Weekly el 15 de mayo de 1886, recrea una explosión durante la revuelta de Haymarket.

Lo traigo a colación de la opinión de un querido amigo, que propone la regulación de las huelgas al 20% de las plantillas para evitar "seguir estando en mano de colectivos que secuestran la libertad de los demás en el desmesurado beneficio propio".  Y yo, ahora que está aflorando nuestro lado cimarrón, le doy la razón histórica.

Al fin y al cabo tengo la convicción de que las huelgas no pueden ser hechos institucionalizados sin perder su sentido y su eficacia. Quizás tendrían que volver a ser hechos ilegales, violentos, salvajes y mortíferos; hechos vivencialmente decisivos, de gente que lucha y ama desesperadamente, mientras se juega el pan, la vida y el futuro sin seguridad ni amparo, a la intemperie del orden y la ley. Así, como en 1886. En el camino de la conquista de los derechos sociales.

 

Visto 291 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Web Analytics