Yo.0

Sábado, 02 Junio 2018 19:35

Te doy una canción

 

Cómo gasto papeles recordándote.
Cómo me haces hablar en el silencio.
Cómo no te me quitas de las ganas
aunque nadie me vea nunca contigo.
Y cómo pasa el tiempo
que de pronto son años
sin pasar tú por mí
detenida.

Te doy una canción si abro una puerta
y de las sombras sales tú.
Te doy una canción de madrugada,
cuando más quiero tu luz.
Te doy una canción cuando apareces
el misterio del amor,
y si no lo apareces no me importa:
yo te doy una canción.
 
Si miro un poco afuera, me detengo.
La ciudad se derrumba y yo, cantando.
La gente que me odia y que me quiere
no me va a perdonar que me distraiga.
Creen que lo digo todo,
que me juego la vida,
porque no te conocen ni te sienten.
 
Te doy una canción y hago un discurso
sobre mi derecho a hablar.
Te doy una canción con mis dos manos,
con las mismas de matar.
Te doy una canción y digo Patria
y sigo hablando para ti.
Te doy una canción como un disparo,
como un libro, una palabra, una guerrilla,
como doy el amor.
 
                      Silvio Rodríguez
Publicado en Yo.0
Lunes, 30 Octubre 2017 10:09

Miguel Hernández

Miguel Hernandez (30 de octubre de 1910, Orihuela)

Adelanta, español, una tormenta
de martillos y hoces: ruge y canta.
Tu porvenir, tu orgullo, tu herramienta
adelanta.

Publicado en Yo.0
Domingo, 27 Mayo 2018 09:23

Quién se acordaba de ti

El inmenso poema de Jesús Munárriz en la inmensa voz de Rosa León. Que se me apetecía deletrearlo de nuevo.

¿Quién se acordaba de ti
en la batalla del Ebro?
¿Quién serías tú, Carmela,
cantada en la voz del pueblo?
¿Qué miliciano te amó
y fue dueño de tu cuerpo?
¿Quién se acordaba de ti
en la batalla del Ebro?
Ay Carmela, ay Carmela...

¿Dónde has estado, Carmela,
oculta todo este tiempo?
¿Por qué se calló tu nombre
y se enterró tu recuerdo?
¿Qué ha sido de ti, Carmela,
en medio de este silencio?
¿Dónde has estado, Carmela,
oculta todo este tiempo?
Ay Carmela, ay Carmela...

¿Estás viva todavía
o te has muerto en el destierro?
¿Pudiste escapar entonces
o te quedaste aquí dentro?
Preguntas y más preguntas
que se va llevando el viento;
el mismo viento que entonces
desordenaba tu pelo.
Ay Carmela, ay Carmela...

¡Ay Carmela, la de España!.
¡Ay Carmela, la del Ebro!
Tu delito fue soñar
y despertar de aquel sueño.
Pero tu nombre ha quedado
en la canción de tu pueblo.
¡Ay Carmela, la de España!.
¡Ay Carmela, la del Ebro!
Ay Carmela, ay Carmela...

 

Publicado en Yo.0
Lunes, 01 Enero 2018 14:44

Os votos, de Sérgio Jockyman

La imagen del ejemplar del periódico Folha da Tarde del 30 de diciembre de 1978 restituye al escritor brasileño Sérgio Jockyman la autoría y adaptación del inmenso poema "Os votos", escrito en prosa originalmente. Atribuido sospechosamente a Víctor Hugo, las trampas y los bulos de Internet enredan a veces hasta a los suplementos culturales de algunos diarios de primer nivel, que llegan a transcribir el texto y a citar hasta las inexistentes fuentes originales, ay: "Je souhaite premier amour, et aimer, être aimé trop..."

Pues no: Sérgio Jockyman.

Os votos (Sérgio Jockyman, 1978)

Porque deseo, primero, que ames; y que amando, también seas amado.
Y que, de no ser así, olvides pronto; y que, olvidando, no guardes rencores.
No deseo que sea así, pero, si es, deseo que sepas ser sin desesperar.
Deseo también que tengas amigos; y que, incluso siendo malos e inconsecuentes, sean valientes y fieles.
Y que puedas confiar en, por los menos, uno de ellos; y que, confiando, no dudes de su confianza.
Y, porque la vida es así, deseo también que tengas enemigos, ni muchos ni pocos, sino en la medida exacta, para que algunas veces te cuestiones tus propias certezas.
Y que, entre ellos, haya por lo menos uno que sea justo, para que no te sientas demasiado seguro.
Deseo, además, que seas útil, no insustituiblemente útil, sino razonablemente útil.
Y que, en los momentos malos, cuando no quede nada más, esa utilidad sea suficiente para mantenerte en pie.
Igualmente deseo que seas tolerante, pero no con los que se equivocan poco, porque eso es fácil, sino con los que se equivocan mucho e irremediablemente.
Y que esa tolerancia no se transforme en aplauso ni en permisividad, para que puedas así servirles de ayuda.
Deseo que, siendo joven, no madures demasiado de prisa,
y que, siendo maduro, no insistas en rejuvenecer,
y que, siendo viejo, no te dediques a desesperar.
Porque cada edad tiene su placer y su dolor, y es necesario dejar que fluyan dentro de nosotros.
Deseo, de paso, que experimentes la tristeza, no todo el año, ni un mes ni una semana,
sino apenas un día.
Para que en ese día de tristeza descubras que la risa diaria es buena, la risa habitual es insensata y la risa constante es insana.
Te deseo que descubras con la máxima urgencia, por encima y a despecho de todo, ahora mismo si puede ser, o mañana por la mañana si no es posible ahora, que existen personas oprimidas, sometidas a la injusticia y a la infelicidad.
Y que están a tu alrededor porque tus ascendientes aceptaron vivir con eso.
Y que así seguira siendo entre tus descendientes si tú también lo encuentras irremediable.
Deseo que acaricies a un gato, que alimentes a un perro y oigas a un jilguero desplegar triunfante su canto matinal.
Porque de esta manera te sentirás bien por nada.
Deseo también que plantes una semilla, por más ridícula que sea, y la acompañes en su crecimiento día a día, para que descubras de cuántas vidas está hecho un árbol.
Deseo, además, que tengas dinero, porque es necesario ser práctico. Y que, por lo menos una vez al año, pongas una parte de ese dinero frente a ti y digas: Esto es mío.
Solo para que quede claro quién es el dueño de quién.
Deseo también que seas austero, no completamente austero, ni obsesivamente austero, sino racionalmente austero.
Para que esa austeridad no te impida disfrutar cuando el exceso sea oportuno.
Deseo también que ningún ser querido se te muera, por él y por ti. Pero si muere alguno, deseo que puedas llorar si sentirte culpable, sin sufrir y sin lamentarte.
Deseo por fin que,
siendo mujer, tengas un buen hombre,
y que, siendo hombre, tengas una buena mujer.
Y que os améis hoy, mañana, después, al día siguiente, más de una vez y nuevamente, desde ahora mismo hasta que acabe el año.
Y que, cuando estéis exhaustos y sonrientes, os sobre todavía amor para volver a empezar.
Si todo eso sucede, no tengo nada más que desear. 

 

Publicado en Yo.0
Domingo, 25 Mayo 2014 07:21

Generador de artículos de Semana Santa

Collación del PoliLa otra noche, de reunión con unos amigos, salió a la segunda botella el tema de los generadores aleatorios de cosas, y apenas daré más detalles.

Hay generadores para todo, hasta para artículos de "Semana Santa", como el que está probando el Diario de Sevilla. El funcionamiento es sencillo y ocurrente, basado en la combinación de categorías gramaticales variables, aunque el de la Semana Santa debe ser una versión beta, porque le faltan cosas.

Tiene lo de la nostalgia familiar, la ilusión infantil, y lo de que si el padre y el abuelo, pero le faltan las novias. Tiene las referencias cosmológicas al "tiempo" y al "instante", así como su desdoblamiento a lo "efímero" (como guiño a la Feria, seguro); y tiene su "alfa y omega" metido como sea en alguna parte, aunque le falta encopetarse la picha más claramente con "lo espacial" y con alguna cita sobre la relatividad o la Teoría de Cuerdas. Lleva sus "buganvillas" y sus "damascos", pero es imperdonable que al programador se le hayan pasado las "jacarandás" y los "plataneros". Tiene su geografía de San Juan de la Palma y de la calle Feria, oh, pero no habla de "la collación de San Lorenzo", ni de la "dualidad intramuros/extramuros de la ciudad", ni de ninguna otra "dualidad", ahora que lo pienso. Sí incorpora el "botellín" como alarde de perspicacia etnográfica ante el detalle, pero sin nada para picar. Da sus lecciones de buen gusto con la crítica a los escotes, pero ni mú sobre el chándal. Y, aunque cita a algunos expertos, no dice nada que dijera Isidoro Moreno, y eso no puede ser.

En fin, que me he acordado de Oliverio Girondo al leer lo del "ingenio de los vecinos": "¡Cristos ensangrentados como caballos de picador! ¡Cristos estirados en una lona de bombero que acaban de arrojarse de un balcón!"

Voy a ver si me lo bajo y hago, para el Corpus, uno sobre el alfa y el omega de mis vecinos de la collación del Poli del Tiro de Línea, arriba en la foto.

 
Publicado en Yo.0
Sábado, 21 Mayo 2016 13:16

Maneras de vivir

Esto hay que rezarlo también algunos días.

 

No pienses que estoy muy triste
si no me ves sonreír.
Es simplemente despiste...
Maneras de vivir.
Me sorprendo del bullicio
y ya no sé qué decir.
Cambio las cosas de sitio...
Maneras de vivir.
Voy cruzando el calendario
con igual velocidad.
Subrayando en mi diario
muchas páginas.
Te busco y estás ausente,
te quiero y no es para ti.
A lo mejor no es decente...
Maneras de vivir.
Voy aprendiendo el oficio,
olvidando el porvenir,
Me quejo sólo de vicio...
Maneras de vivir.
No sé si estoy en lo cierto,
lo cierto es que estoy aquí.
Otros por menos se han muerto...
Maneras de vivir.
Descuélgate del estante
y, si te quieres venir,
tengo una plaza vacante...
Maneras de vivir. 

Publicado en Yo.0
Viernes, 19 Febrero 2016 13:07

Amor mío

 

Era un tiempo de duda permanente,
con tocado de angustia y de profundo,
cuando apenas tus ojos transparentes
delineaban las formas de este mundo.

Y no echaste postigo a tu ventana
ni al constante murmullo de la gente;
no apuraste el reloj esa mañana,
que a tu vida llegué por accidente.

¡Amor mío, sueño mío, canto mío, verbo mío, llanto mío,
faro mío, surco mío, vuelo mío,
viento mío, leño mío, norte mío,
amor mío!

Y fue tiempo de amar al mismo tiempo,
[Original: Y fue tiempo de hacer el mismo techo]
de trocar cada yo por un nosotros,
de sembrarnos de amor cada momento,
[Original: de ganar, pliegue a pliegue, nuestro lecho]
y abarcar otro a uno y uno a otro.

¡Amor mío, sueño mío, canto mío, verbo mío, llanto mío,
faro mío, surco mío, vuelo mío,
viento mío, leño mío, norte mío,
amor mío!

Era tiempo de amar al mismo tiempo,
[Original: Hoy es tiempo de amar al mismo tiempo,]
con la misma ilusión, la misma estrella,
de sembrarnos de amor cada momento,
por la huella que lleva nuestra huella.
[Original: por la huella que vaga nuestra huella.]

¡Amor mío, sueño mío, canto mío,
verbo mío, llanto mío,
faro mío, surco mío, vuelo mío...
viento mío, leño mío, norte mío...
amor mío!

Alberto Cortez

Publicado en Yo.0
Domingo, 01 Mayo 2016 05:08

El que nunca traspasa ciertos límites

 

El que nunca traspasa ciertos límites

ni incurre
ni comete
ni transgrede
ni encubre
ni viola
ni vulnera
ni delinque
ni incumple

El que nunca traspasa ciertos límites
ni cruza
ni penetra
ni se interna
ni explora
ni alcanza
ni consigue
ni descubre
ni llega

El que nunca traspasa ciertos límites

Jesús Munárriz

[El que nunca traspasa ciertos límites]

 
Publicado en Yo.0
Domingo, 04 Diciembre 2016 20:14

No es canción

 

"La copla es el ancho mar y la arena de la playa, la copla es por donde vaya la voz de un pueblo al cantar. No es canción, se llama copla".

Antonio Burgos restó dos días de purgatorio la noche que escribió esta inmensa reivindicación de Andalucía.

Proclamación de la copla

Temporal con mar en calma,
tormenta sin aguacero,
relámpago dentro del alma,
pararrayos del te quiero.

Toa la nieve de Graná
ardiendo dentro de una reja,
y toas las olas del mar
dando su sal a una queja.

Laberinto del querer
y norte para el olvío,
lo que quieres comprender
otro al cantar lo ha vivío.

No es canción, se llama copla,
y cabe dentro la vía,
que la copla es el querer
que se llama Andalucía.
La copla es el ancho mar
y la arena de la playa,
la copla es por donde vaya
la voz de un pueblo escuchar.,
No es canción, se llama copla,
y cabe dentro la vía,
que la copla es el querer
que se llama Andalucía.

Vendaval de las esquinas,
sueño de los callejones,
pañuelo de despedida,
bandera de torreones.

Ay, dulce cañaveral,
toa la sal de San Fernando
cuando me pongo a cantar
la copla va derramando.

Almohadita pá soñar
y agüita para mis labios,
ilusión para engañar
hasta al propio desengaño...

 

Publicado en Yo.0
Lunes, 03 Octubre 2016 19:57

Vengo buscando pelea

 
Y en la venas me hierve la sangre
cuando a alguno le escucho decir
que en España se acaban los cantes,
porque mi cante no se va a rendir.
 
Vengo buscando pelea.
 
 
Silvio y Sacramento por Antonio Molina.
 
Perfecta para relajarse al final de un lunes.

 

Publicado en Yo.0
Página 1 de 2
Web Analytics