Yo.0

Martes, 24 Junio 2014 06:11

El presidio

Esta mañana hemos recogido las notas, raspados en excelencia, pero republicanos y notables como supervivientes de "la peor clase del instituto". Y más curtidos.

Hace un rato, mientras esperábamos que abrieran para devolver los libros -tranquilo él y yo temiendo que una institutriz me sometiera por sorpresa, allí mismo, en el banco, a un control de páginas-, le he pedido un resumen del curso.

Le pregunto y se calla como pensando, no sé en qué, conociéndolo. Y yo me callo también, recordando la dificultad del curso, la experiencia de ruptura y de intemperie; y la cierta decepción que ha supuesto este encuentro con la enseñanza secundaria.

—A principios de curso, yo era del Sevilla, del Boca Juniors, de España y de Argentina —me contesta solemne haciendo una pausa. Y entonces resume—: Y ahora nada más que soy del Sevilla.

Lo miro y nos reímos.

—Ya han abierto el presidio —dice.

El "presidio". Por lo menos han cuidado el acervo linguístico.

¡Feliz verano, hombre! 

Publicado en Yo.0
Web Analytics