Yo.0

Domingo, 25 Mayo 2014 07:21

Generador de artículos de Semana Santa

Collación del PoliLa otra noche, de reunión con unos amigos, salió a la segunda botella el tema de los generadores aleatorios de cosas, y apenas daré más detalles.

Hay generadores para todo, hasta para artículos de "Semana Santa", como el que está probando el Diario de Sevilla. El funcionamiento es sencillo y ocurrente, basado en la combinación de categorías gramaticales variables, aunque el de la Semana Santa debe ser una versión beta, porque le faltan cosas.

Tiene lo de la nostalgia familiar, la ilusión infantil, y lo de que si el padre y el abuelo, pero le faltan las novias. Tiene las referencias cosmológicas al "tiempo" y al "instante", así como su desdoblamiento a lo "efímero" (como guiño a la Feria, seguro); y tiene su "alfa y omega" metido como sea en alguna parte, aunque le falta encopetarse la picha más claramente con "lo espacial" y con alguna cita sobre la relatividad o la Teoría de Cuerdas. Lleva sus "buganvillas" y sus "damascos", pero es imperdonable que al programador se le hayan pasado las "jacarandás" y los "plataneros". Tiene su geografía de San Juan de la Palma y de la calle Feria, oh, pero no habla de "la collación de San Lorenzo", ni de la "dualidad intramuros/extramuros de la ciudad", ni de ninguna otra "dualidad", ahora que lo pienso. Sí incorpora el "botellín" como alarde de perspicacia etnográfica ante el detalle, pero sin nada para picar. Da sus lecciones de buen gusto con la crítica a los escotes, pero ni mú sobre el chándal. Y, aunque cita a algunos expertos, no dice nada que dijera Isidoro Moreno, y eso no puede ser.

En fin, que me he acordado de Oliverio Girondo al leer lo del "ingenio de los vecinos": "¡Cristos ensangrentados como caballos de picador! ¡Cristos estirados en una lona de bombero que acaban de arrojarse de un balcón!"

Voy a ver si me lo bajo y hago, para el Corpus, uno sobre el alfa y el omega de mis vecinos de la collación del Poli del Tiro de Línea, arriba en la foto.

 
Publicado en Yo.0
Viernes, 22 Abril 2016 04:40

Saber expresarla

 

"¿Qué es un periodista?", cuentan que le preguntaron a Karl Kraus en cierta ocasión. "Un periodista -respondió- es alguien que no tiene una sola idea en la cabeza, pero sabe expresarla".

Me he acordado de Kraus frente al coro de plañideras que claman hoy por la inocencia del cuarto poder, guardián de las libertades, mancillada hoy por Pablo Iglesias. La timocracia se nutre de estos actos de fe.

En El Mundo, por ejemplo, nada más lejos de las intrigas ni los negocios con las cloacas del poder, un apocado y afectadísimo Agustín Pery, tembloroso y amedrentado, el pobre, teme por su independencia y apela a la libertad de prensa como el que invoca a la Santa Cruz. "Vamos, que el medio que paga a Álvaro no lo hace por informar sino por atacar al pueblo, a ti que lo contienes en su totalidad. Absurdo intentar explicarte que ni Álvaro lo consentiría, ni nosotros jamás se lo propondríamos", escribe. Jamás, jamás. Lo decía Kraus, pero con otras palabras.

 
Publicado en Yo.0
Sábado, 07 Junio 2014 17:38

El Suspenso Fundante

El suspenso fundante

Más contra el populismo, ustedes.

¿Se acordáis de cómo ayer os llamaba carcamales el filósofo Manuel Ruiz? Pues hoy, carcamales, otra vez en el Diario de Sevilla, el retrocontrapostmoderno filósofo Antolín, que igual te explica el sistema educativo que la sexta de abono y la primera en La Campana, brama contra la "enseñanza defensiva" y os llama débiles de pensamiento.

Cagarse, lyotardes y vattimos de la pedagogía, que ya mismo estáis en un desván con los brazos en cruz y un ladrillo en cada mano. Que vuelve el Suspenso Fundante para formar adultos libres y críticos pero poco populistas. Que yo ya me lo sé. Que llevo un año en el instituto. Que tienen razón. Mano dura y suspenso, coño, que se le quitan a uno las ganas de enseñar lidiando con niños todo el puto día.

Pues también quieren un periodismo defensivo, Antolín. "¿Para cuándo un periodismo defensivo?", están preguntando.

Publicado en Yo.0
Jueves, 19 Febrero 2015 17:24

Sostres el Anacoreta

Notoriamente bulímico, el Gordo Sostres ha escrito estos días un delirante alegato contra las endorfinas -vegetarianas, tristes, relativistas, holgazanas y populistas-, sólo para justificar que se ha tenido que poner a mover el culo porque se asfixia follando.

No sé de qué clase de pares se rodea este gilipollas ultramontano -serán "de su club", supongo-, aunque me lo imagino a la vista de las paparruchadas de las que lo proveen -que buscan el buen humor en las endorfinas, le dicen-, y él luego retuerce escribiendo y echando los dientes, como si las endorfinas, las pobres, tuvieran la culpa de que a él se le quede morcillona.

El hombre, en su contrariedad de anacoreta a palos, no distingue un lechón de un sanonofre; se inventa un ascetismo para gordos con espiritualidad y todo; y hasta proclama su fe en que los que corren no comen, no gozan y no juegan con sus hijos, aparte de no poder follar, como él, pero por culpa de las endorfinas.

"El alma y el cerebro, la jerarquía y el rigor, el amor y sus muchísimas formas de darlo", dice. O sea: no duerme porque se ahoga y piensa el infeliz que los demás tampoco.

Publicado en Yo.0
Web Analytics