Yo.0

Sábado, 05 Agosto 2017 18:46

Luna de agosto

Luna de agosto

 

Te asomas nerudiana cada luna de agosto
al paisaje de arenas donde estoy confinado.
Un atisbo imperfecto de desmemoria blanca,
nebular, por el límite rosado del crepúsculo.

Escalas cada tarde de luna, pasajera,
vibrante con la brisa que viene del Poniente,
a coronar la noche, a habitar mi destierro,
a aplacar el lamento abisal de las olas.

Y observas los naufragios y alumbras sus vestigios.
Descifras inscripciones. Te bates en recuerdos
de cuadernas ajadas contra el paso del tiempo.

Después, con una estela de plata zigzagueante,
traspasas los confines nocturnos del océano,
te viertes en su lecho de piedras y cristales.

Publicado en Yo.0
Viernes, 13 Septiembre 2013 16:46

El tiempo no existe

En el ensanchamiento de un segundo.
En el desbordamiento de un instante.
Por un momento solo y vacilante,
como un rayo carnal, breve y rotundo.

En ráfagas, me muevo variante
con viento desnortado y vagabundo.
Por tu espacio de tiempo me confundo
y en andanadas vuelo extravagante.

Sobrepasando voy los retrocesos
y sin memoria busco un verso triste,
rebusco el horizonte de sucesos
imposibles. El tiempo que no existe
lo conquisté en la curva de tus besos.
Cuánto te amé y nunca sucediste.

 

Publicado en Yo.0
Martes, 22 Marzo 2016 08:36

La primavera izada en el invierno

 

Con un rayo mortífero y certero
desatando su estela poderosa.
Con una sacudida prodigiosa
y memoria glacial, el aguacero

va arrancando con hielo como acero,
descuajando los versos de la prosa
blindada, impenetrable y nebulosa;
los retales de flor de un limonero.

Donde voy contendiente y voy sediento,
seco de mar y seco de poesía,
ven y derrama el alma en el cuaderno

como en un temporal de lluvia y viento,
y enséñame a la luz del mediodía
la primavera izada en el invierno.

 

 

 
Publicado en Yo.0
Viernes, 01 Abril 2016 05:23

Si te has ido

Si te has ido

Si te has ido, mujer, de la certeza
y de la primavera en estampida,
y has abierto letal y decidida
corredores del gozo a la tristeza.

Si te has ido también de la ternura,
podada en esa imagen sedicente,
con tu estilo marcado y suficiente,
con tu rostro afilado y tu armadura.

Si he ganado el compás al infortunio
y has deshecho el camino por las huellas
que conducen a enero desde junio,

devolveré tu ausencia con botellas
lanzadas al azul del plenilunio.
Te pagaré con mar y con estrellas


[Imagen: "Shields Lighthouse", de Turner.]

 
 
Publicado en Yo.0
Sábado, 21 Mayo 2016 04:20

Recuerdos de Frankfurt

De Frankfurt,
por ejemplo,
donde jamás he estado,
te he traído,
lo primero,
un Yo, que pretendía,
y un grave desencanto de alemanes
obedientes
que rugen como tanques
con el nombre,
Jürgen, dicen,
y yacen
en la Feria del Libro
encadenados
al intelecto,
creo.
O en la oficina.

Deshago las maletas y se muestra,
además,
en la etiqueta del check-in,
una herida punzante
en mi nivel de inglés,
de pronóstico reservado a los amigos.
Y un cuaderno azulón
contusionado,
con un dolor difuso
en su capacidad de contener
y de entender
la weltanschauung.

En la ropa
de invierno
mal doblada,
precipitadamente,
traigo
un hartazgo de ópera,
de música
y, en general,
de alta cultura.
Y traigo
un frío
vertebral de trinchera prusiana,
de pensamiento abstracto
y amor reconstruido,
si bien delineado,
si bien irreparable,
lívido,
demudado,
y una pulsión mortal de endecasílabo
como un verso de Goethe
conocido
para poder morirse
en él
por cada letra
leída.

Te traigo,
si me miro en el espejo,
un certificado de concupiscencia desatendida.
ganas de fumar,
ganas de beber
y hambre ninguna.

Y de las calles
y los versos de Borges
que nunca he conocido,
apenas si te traigo
un plano subrayado
amablemente
por la recepcionista
del hotel;
y un ticket cancelado,
entre sus pliegues,
de un trayecto de metro,
con el chiste esperado,
reído,
llorado desde siempre,
al dorso del recuerdo.

Del Meno,
una postal
traslúcida
en la mente.

Y en el fondo
del alma
de la bolsa de mano
un bote de perfume
que ha pasado
inesperadamente
todos
los controles.

 
Publicado en Yo.0
Jueves, 24 Febrero 2011 09:54

La astilla

 

 

Humareda inservible, moridera,
divergencia serrada y un fragmento
murmurando en hollín su testamento,
lentamente, como si se extinguiera.
Lumbre y ceniza, escoria de madera,
del verde vivo al verde ceniciento,
molecular, transida de elemento
por la letal torpeza carpintera.
Principiante de nada mas ardiente
en su suerte finada de frescura
y en su designio vil de carbonilla.
Destemplado tizón, incandescente
tosquedad y labor de tajadura:
sacramento del fuego en cada astilla.

 
 
Publicado en Yo.0
Domingo, 14 Diciembre 2014 22:16

Este otoño

Este otoño severo de luna suburbana,
de signos que transcurren en libros de bolsillo
violentando la clave circular de su brillo
con prosa limpia y hueca y metropolitana.

Esta noche en que vago mortal por el pasillo,
te espero por el viento y vivo en la ventana,
oscuro, en un recuerdo de luna meridiana.
Este otoño que mata a golpes de amarillo.

Esta noche de calles vacías deletreo
un abismo en el cielo de negro efervescente,
batiendo a las estrellas, fundiendo su apogeo
nocturno, salpicando de azul incandescente.
Este otoño de ausencia mineral que vadeo
ardiendo vertical, elemental y urgente.

[Sobre la foto: Metro de París.]

[Navegar por este soneto: "Octubre Modiano", de Antonio Muñoz Molina.]

 
Publicado en Yo.0
Web Analytics